Entrevista realizada por Lucía Passardi Donoso
N.105 - Revista Yoga Journal España

Desvelando los orígenes del Kundalini

Indagando para conocer más la práctica de Kundalini Yoga, sus orígenes e influencias, hemos conversado con Sat Hari Kaur, alumna de Yogui Bhajan desde comienzos de los años 90. Formada primeramente como profesora de Hatha Yoga por la AEPY en 1988, lleva más de treinta años dedicada al estudio, la enseñanza y la práctica de Yoga.

CUANDO SE HABLA DE KUNDALINI YOGA, como estilo, siempre se hace referencia a Yogui Bhajan, con acierto, pues lo que se practica con este nombre hoy en día son las enseñanzas que él trasmitió pero, ¿quién enseñó a Y.B el Kundalini Yoga?, ¿qué otras influencias tiene esta práctica?, ¿por qué es este estilo tan diferente al resto de los Hathas que se practican hoy?



YOGA JOURNAL. ¿Cómo llegaste al Kundalini Yoga?

SAT HARI KAUR. Convencida de que el Yoga “tenía que ser algo más”, continué mi búsqueda después de mi formación como profesora de Hatha Yoga con AEPY (Asociación Española de Practicantes de Yoga), y llegué a los artículos que Gurudass Singh escribía para la revista de dicha asociación. Al leerlo me pareció que se trataba de algo diferente a lo que yo había practicado hasta entonces. Fui a tomar una clase en su casa, que era dónde él enseñaba, y la experiencia que tuve en hora y media fue tan intensa, se manejaron tantos elementos que, aunque hubo muchas cosas que me chocaron, me apunté. Mi transición fue muy rápida; al año ya estaba dando clases de Kundalini Yoga.

¿Qué fue lo que te chocó?
Recuerdo que cantamos un mantra al comienzo de la clase y después nos pusimos directamente a hacer chakrasana, sin calentamiento previo, cuando yo venía de un Yoga donde el trabajo físico era mucho más progresivo. Cuando acabé me dije “están locos, pero es maravilloso”.

¿Cómo se trabajan los asanas en Kundalini Yoga?
Digamos que en la estructura de una kriya, el asana es solo un elemento más para crear un flujo de energía específico para producir un impacto predecible y sutil en todo el ser. Yo me di cuenta de que el manejo del asana en aquella práctica era diferente, y que no estaba tan pendiente de estirar músculos o concentrarme en un trabajo de fortalecer porque muchas veces era dinámica o incluía una respiración rápida, repetición de sonidos mántricos, o definitivamente era una variante avanzada a la que en otras escuelas probablemente no accederías tan pronto. Cuando estás realizando una kriya de Kundalini Yoga, te colocas en el asana teniendo en cuenta el alineamiento básico, los puntos de apoyo y el cuidado de no llevar estas estructuras más allá de sus límites. Durante los dos o tres minutos que dure el asana, sin perder la estructura, te concentras en otros aspectos más sutiles como el tipo de respiración, la mirada (casi siempre se trabaja con los ojos cerrados y mirando hacia algún centro energético interno) y el mantra, para llevar el trabajo a otro nivel, más allá del perfeccionamiento físico, me permito acceder a otros estados más sutiles, a veces profundamente meditativos.

También hay que decir que hay kriyas muy diferentes, algunas con un trabajo de apariencia muy sencilla pero profundamente meditativas y otras muy energéticas y demandantes no siempre aptas para personas que no lleven un cierto entrenamiento. La inteligencia, los conocimientos y sentido común del profesor/a le llevará a escoger el trabajo a realizar dependiendo de la condición de los estudiantes.

¿Dónde aprendió Y.B las prácticas que después transmitió como K.Y?
Y.B estudió Kundalini Yoga con el Maestro Sant Hazara Singh desde los 8 a los 17 años, momento en el que le nombró maestro del KY y le ordenó seguir su propio camino. Con él aprendió también el Tantra yoga blanco y la esencia del Dharma Sikh, incluyendo su historia y artes marciales. Estudió condiferentes maestros de los Himalayas, estuvo en el ashram de Swami Sivananda en Rishikesh donde profundizó en las enseñanzas del Sanatama Dharma así como con Acharya Narinder Dev de Yoga Smriti y Swami Dhirindra Brahamachari en Delhi.

Cuando vino a occidente decidió de entre todas las técnicas yóguicas que sabía, enseñar el Kundalini Yoga, pués era la más rápida que conocía para generar los cambios internos que muchas personas en ese momento necesitaban.

¿Cómo influyó el haber nacido en una familia sikh en la formación de Y.B?
Cuando habla de su infancia comenta lo importante que fue para él el contacto con su abuelo Bhai Fateh Singh, hombre de una profunda visión espiritual y gran teológo del sikhismo a cuyo lado se crió y de quién escuchó historias que le inspiraron a vivir una vida recta y de valores.

¿Qué elementos o influencias comunes hay en la práctica de KY y el sijismo?
Cuando empecé a practicar Yoga, hace más de cuarenta años, lo hice con un swami de la línea de Maharishi Mahesh Yogui. La ropa requerida para la práctica era pantalón y camisa de algodón, blancos y holgados. Era común un cierto uniforme para las prácticas de yoga y meditación por las cualidades de los tejidos y el simbolismo y vibración de los colores.

Más tarde ya en KY ví que algunos de los profesores llevaban turbante y todos vestían de blanco. Algunas personas pensaban que el turbante era una especie de estatus espiritual. Lo cierto es que cuando YB empezó a enseñar no era un elemento que se utilizara. Fue a raíz de que algunos de sus primeros discípulos en el ánimo de querer parecerse más al maestro se lo empezaron a poner y eso se fue imitando. Otros también porque se interesaron por su tradición religiosa y finalmente la adoptaron, para un sikh el turbante es un compromiso de identidad. Más tarde se ha hablado de la ayuda que puede ofrecer para aumentar la concentración, también para ayudar a filtrar la energía. Cada cuál es libre de cubrirse o no la cabeza como practicante de k.y.

En referencia a los mantras, cada tradición tiene sus maestros y textos de estudio. En muchas el canto de mantras es parte de las prácticas, los mantras que más se reciten o canten serán aquellos de la tradición a la que el maestro pertenezca. Lo importante no es a qué tradición pertenece el mantra sino el efecto que tiene en el que lo práctica. De hecho YB nos ha dejado prácticas con mantras siks, hinduistas, del Islam y hasta en inglés, éstos de su propia creación como maestro de Naad yoga que era.

¿Es importante para practicar el kundalini yoga conocer el sikh dharma?
No, no es importante, igual que no lo es para un practicante de hatha yoga conocer los Vedas. Ahora cuando quieres profundizar en el sustrato espiritual que hay detrás de las prácticas pues se te hace natural investigar. Cada uno lleva su práctica a la profundidad que su momento personal le requiere.

El Kundalini Yoga es una rama del Yoga, al igual que lo son el hatha yoga o el raja yoga por citar alguna. Los maestros que las trasmiten, especialmente si son indios, pertenecen a algún linaje o tradición filosófico/religiosa en el que esas prácticas se enmarcan y que sirven para trasmitir valores, motivar cambios de hábitos, estilo de vida, en fin, abarcar los diferentes ámbitos en el que las personas nos vivimos, apelando al conocimiento de uno mismo y al despertar de nuestra conciencia.

¿Cuál es el origen del sijismo?
Nace como un movimiento de rebeldía. Guru Nanak, su fundador, en el sxv, era un cuestionador, alguien que veía que a su alrededor estaba primando la fachada, las formas más que el fondo. Empieza cuestionando su propia tradición religiosa, el hinduismo, y el islam, la otra gran tradición religiosa de entonces. Se cuenta que en una ocasión estando con un amigo suyo de tradición musulmana, asiste con él a una ceremonia, y el amigo hace todo el ritual, las inclinaciones, todo, mientras el Guru Nanak no hace nada, al acabar su amigo le pregunta “¿porqué no me has seguido en mis oraciones?”, y el Guru Nanak le responde “por que estaba esperando a que empezaras a orar”. Provocaba el cuestionamiento, para romper con las etiquetas. En su indumentaria se dice que llevaba elementos musulmanes, hinduistas, y de otras tradiciones y, como la vestimenta supuestamente te definía, creaba confusión. Entonces cuando le preguntaban que quién era, él decía “yo soy un sikh” y, un sikh, es un buscador.

Todas las tradiciones espirituales comienzan con esta búsqueda y después muchas en convierten en religiones, pero todas comienzan con una búsqueda filosófica.”

¿Quién recibe el legado de G.Nanak?
A Guru Nanak le sucedieron nueve gurus, que trasmitieron y continuaron desarrollando la tradición del Sikh dharma. A partir del décimo guru, la palabra recogida en el Guru-Granth-Sahib, el libro sagrado de los sikhs, pasa a ser el Guru, y ya no se le dará categoría de guru a ningún maestro, por eso nunca oirás decir que Y.B fue un guru. Este texto comenzó con los escritos que dejó G.Nanak, los que recopiló de otros maestros y poetas de otras tradiciones como Kabir, Nam Dev y Sheik Farid entre otros, y los escritos de los siguientes gurus que sucedieron a G.Nanak.

¿Cuál es la relación entre el Naad yoga y los mantras con el KY?
Cuando a Guru Nanak le preguntaban quién era su guru el decía “mi guru es el shabad, el sonido”. Decía esto porque su revelación fue a través del sonido. Partiendo de la premisa de que el universo constan de muchas dimensiones, de muchos estratos, y cada estrato es un campo de energía y de conciencia, en cada estrato se revela un nivel de la conciencia diferente y cada maestro en su realización se conecta en un plano con esta conciencia y la información que recibe en ese plano se codifica en forma de sonido. De ahí nace el concepto de Naad Yoga, naad es sonido. Él como maestro de naad, cuando viaja va recopilando los cantos espirituales de otras tradiciones que vibran en esta misma frecuencia, cuando reconocía la verdad en otros cánticos u oraciones las incorporaba a su repertorio. Por eso hay mantras en diferentes idiomas en este libro y también en el KY

¿Por qué se conoce esta práctica como Kundalini Yoga?
Kundalini Yoga es un nombre genérico, puedes encontrar muchas prácticas diferentes de Kundalini Yoga, en los tantras y en otras escuelas, como la escuela Sivananda, por ejemplo, donde se habla también del Kundalini Yoga. Por eso aclaramos que somos profesores de KY según las enseñanzas de Y.B.

El Kundalini Yoga al principio abarcaba todas las esferas del ser, él habla de que el KY se pierde en el origen de los tiempos. Lo que al principio se practicaba era mucho más global y es lo que tendría más que ver con los orígenes tántricos y, después, eso se va especializando, hay maestros de Kundalini Yoga que se centran en el aspecto más físico, otros en el más meditativo otros más práctico… de ahí surgen todas las ramas del yoga, que en aquel momento habla de que son unas 22 pero se conocen 6/8, desde su perspectiva todas las prácticas tienen origen en el Kundalini Yoga.

Todas las prácticas tienen el propósito final de elevar la Kundalini, despertar el potencial, y este es una cualidad del ser humano por eso no le pertenece a nadie, el KY no le pertenece a ninguna tradición.

¿En qué punto te encuentras, después de más de treinta años enseñando?
He cerrado la escuela para poder dedicar más tiempo a cuidar de mis padres. Solo doy formaciones y algunas clases específicas, pero no descarto continuar dando clases para un público más amplio, porque dar clase para mi es algo muy especial, y me gustaría poder tener también la libertad de dar unos contenidos menos ajustados a un programa de formación específico para profesores.

Quisiera seguir profundizando en mi práctica y continuar estudiando a maestros de otras tradiciones, que es algo a lo que nunca he renunciado, y hay aspectos filosóficos de otras líneas que me parecen también interesantes y no encuentro contradicciones, no creo que haya que escoger.

¿Algo que este vibrando en ti en este momento de tu camino espiritual?
Quizás un aumento del sentido de la compasión por el ser humano, por el sufrimiento. El sufrimiento que nos infringimos sin darnos cuenta. Y también la poca percepción que tenemos de la finitud, de que nuestro tiempo aquí es muy corto para que lo perdamos en cosas tan irrelevantes, fútiles, cosas que, cuando han pasado tres horas, si no lo recuerdas ya no tiene ninguna importancia. Siento un contacto más tangible con la realidad finita que somos y cómo perdemos la posibilidad del disfrute. En definitiva el mensaje de los maestros es ese “disfruta de la vida”, pero nuestra mente esta tan poseída por tantas cosas inútiles, que no identificamos cuál es el verdadero disfrute.